así socializa tu hijo según su edad

Desde que nos reconocen por su primera pandilla de amigos: los desarrollo social de los niños en edad preescolar es un viaje fascinante … tanto para ellos como para nosotros los padres.


El desarrollo social es el proceso mediante el cual el niño aprende a interactuar con quienes lo rodean, con personas de referencia, con quienes establecen apego cuando son bebés, con sus pares, pasando por el complejo entramado que constituye la sociedad en la que ellos viven.

¿Cuándo debe comenzar la socialización en los niños?

Poco a poco, los niños van tomando conciencia de las normas y reglas sociales que rigen su entorno, mientras desarrollan y fortalecen las habilidades necesarias para desenvolverse en este entorno (habilidades sociales, comunicación, resolución de conflictos, etc.).

La importancia de un buen desarrollo social del niño

Es importante asumir que el desarrollo de los niños es un mecanismo complejo formado por diferentes partes que interactúan entre sí, están en contacto entre sí y muchas veces se necesitan para su correcto desarrollo. .

Desarrollo cognitivo, emocional, social, sexual, físico … unos son redundantes en otros, son necesarios para seguir adelante. Por ejemplo: el lenguaje se refuerza al interactuar con otras personas y, a su vez, el lenguaje es una herramienta de socialización, de trato con los demás.

UN correcto desarrollo socialAdemás de adaptarse al propio entorno, con todo lo que esto implica, puede ayudar a los niños, entre otras cosas, a:

  • Desarrollar habilidades comunicativas: interactuar, como dije, con otras personas es una forma muy poderosa de aprender y desarrollar el lenguaje, y no solo a nivel sintáctico, sino también a nivel funcional.
  • Mejor autoestima: tener una red social poderosa y bien establecida se correlaciona con una mejor autoestima, tanto en la infancia como en la edad adulta, y de hecho constituye un factor protector frente a determinados trastornos, incluso un riesgo de exclusión social.
  • Algunos aspectos del aprendizaje: Los niños comienzan aprendiendo de nosotros, sus padres o seres queridos, pero llega un punto en su desarrollo en el que gran parte de su aprendizaje proviene de sus compañeros, otros niños, sus amigos, su entorno.
chicas sentadas

Hitos en el desarrollo social de los niños

Debemos asumir que Cuando se trata de desarrollo infantil, siempre hablamos de arcos temporales., bandas en las que suele ocurrir el comportamiento, o el progreso en ese desarrollo, rangos de tiempo, no edades fijas.

Por ejemplo, hay niños que empiezan a caminar a los 12 meses y otros a los 15, y en ambos casos esto es bastante normal, ya que ambas edades están en ese rango que indican las estadísticas. Ten esto en cuenta a la hora de evaluar la información que te ofrecemos a continuación.

Si tiene alguna pregunta sobre el desarrollo de su hijo, si hay algo que le preocupa, lo mejor que puede hacer es ve a tu pediatra, sabrá asesorarte mejor que nadie.

Los datos que se proporcionan a continuación se basan en lo establecido por la AEPED – Asociación Española de Pediatría– y la AAP – Academia Estadounidense de Pediatría-.

Desarrollo social hasta 2 años

  • Bebé de 1 mesAunque parezcan muy pequeños para casi todo, lo cierto es que los bebés de un mes ya muestran preferencias por los rostros humanos, y no solo son capaces de percibir la calidez, el olor y la voz de la persona. quien los cuida, pero también ellos reaccionan con movimientos de su cuerpo a esta voz. En otras palabras, ya existe una respuesta a la interacción con otro ser humano.

  • 2 a 4 meses: la (primera) sonrisa aparece como reacción a nuestro comportamiento con ellos (sonrisa que hace que los padres se derritan vivos, claro), luego la risa y los primeros gorgoteos (gugu-gaga), aquellos sonidos tan rico como una reacción a la música o nuestras letras. Se siente muy cómodo interactuando con sus figuras de apego.

  • 5-7 meses: En este punto, los padres ven un gran progreso, a medida que comienzan a tener conversaciones con nosotros, nos escuchan mientras hablamos y parecen respondernos (a su manera, balbuceando). Alrededor de los siete u ocho meses, comienzan a ser capaces de reconocer nuestras emociones, a reaccionar ante ellas (por ejemplo, comprenden el “no” cuando lo decimos con cara de seriedad), y también comienzan a expresar las suyas. Como ves, el desarrollo del lenguaje, el desarrollo emocional … todos están vinculados, todos participan en muchos aspectos del niño.

Cómo estimular las acciones de su bebé: comuníquese antes de que aprenda a hablar

  • 8 a 12 meses: en este punto nos provocan a jugar, preguntarnos o mostrarnos cómo pueden, desde arrojar objetos al suelo para ver cómo caen … y cómo los recogemos, hasta la fascinación por los “cucu-trás” , que te pedirán que juegues todo el tiempo porque parece la cosa más divertida del universo. Su nivel de desarrollo cognitivo y social hace que empiecen a extrañar a los extraños, que no quieren separarse de nosotros (ansiedad por separación).

  • 1 año: Empiezan a comprender que hay otras personas además de ellos mismos y figuras de apego, y muestran un interés muy leve por ellos. En este punto, pueden estar cerca de otros niños, pero no juegan entre ellos, sino lo que se llama “en paralelo”, uno al lado del otro. A lo sumo, lucharán por un juguete. A lo largo de este año aumentará el interés por otros niños y podrán empezar a intentar imitarlos, sobre todo cuando se trata de niños mayores o de nosotros adultos (esta es una situación muy importante de aprender).

  • 2 años: Todavía están bastante centrados en sí mismos y sus necesidades (entramos en “los terribles dos” y rabietas). No son capaces de entender realmente cómo se sienten los demás niños (de dónde, por ejemplo, se empujan sin problema, sin sentirse mal o lo que sea: quieren algo, y van a por ello). Su afán por imitar es cada vez mayor, y empiezan a hacer cosas como acostar a sus muñecos mientras los acuestan, darles de comer, “fingir …:”. Esta imitación es una formación muy importante para su desarrollo social., porque lo que realmente hacen es aprender a través de lo que nos ven hacer y reproducirlo.

dos niños disfrazados de superhéroes

Desarrollo social del niño de 3 a 4 años

En este punto, pasan de este juego paralelo con otros niños a la interacción real y al juego juntos, lo que se denomina “juego cooperativo”. Detrás compite con los demás (por la posesión de un juguete, para que realicen una acción), y comienza la colaboración.

Es más independiente, le interesan las cosas nuevas, prueba cosas, vive situaciones y sensaciones, en particular a través del juego con otros niños, juego en el que también está demostrando cada vez más inventiva y de cierta fantasía. También pueden empezar a jugar a “mamá y papá”.

Es capaz de negociar ante conflictos, ya entiende que frente a este niño, es otra persona, con sentimientos. Ahora puede entendernos cuando le explicamos el dolor del otro niño porque puede empezar a ponerse en su lugar.

Desarrollar la empatía es una herramienta social y emocional muy importante.

Desarrollo social en niños de 5 a 6 años

La “noche social” es un gran momento: les gusta estar con amigos, compartir sus aficiones, gustos y juegos es algo que les hace sentir bien, y lo están buscando.

Estas son las reglas que una madre impone a los amigos de su hijo si quieren quedarse en casa a dormir.

La influencia de igual a igual llega a nuestros hogares, en forma de palabras que no sabemos de dónde vienen nuestros hijos, ideas “divertidas” que no parecen ser de nuestra propia producción… esas cosas.

En este punto, su concepto de lo que está bien y lo que está mal aún se está desarrollando, por lo que entienden que hay normas sociales y tienen que cumplirlas … pero porque se lo decimos. No comprenden bien las implicaciones de estos estándares, este último por qué, porque su “moralidad” se encuentra todavía en una etapa anterior.

El desarrollo social es un proceso complejo que va desde lo más particular, el ego del niño, hasta la generalidad más absoluta, la sociedad. No tiene sentido apresurarlos: tanto en el desarrollo social como en muchos otros (pipí, sin ir más lejos) hay hitos que solo se pueden alcanzar en un momento determinado, con una edad, resultado del desarrollo general (cognitivo, físico …).

Es genial que estén en contacto con otros niños desde una edad temprana, pero la realidad, como hemos visto, es que los personajes más importantes, por su propio desarrollo evolutivo infantil y su capacidades, cuando son muy pequeños somos nosotros, los padres / la familia.

¿Los niños tienen que ir a la guardería para socializar?

Verlos crecer, ver cómo se convierten en personitas con ideas propias, con voluntad, con sus amigos, escuchar sus aventuras con sus compañeros, sus peleas y sus grandes amistades, es maravilloso. Disfrútala.

Fotos: Unsplash.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies