Cinco trucos para enseñar la hora a los niños

Leer la hora es algo que hacemos todos los días y en diferentes momentos del día. Sin duda, es una habilidad básica que todos debemos aprender desde pequeños, ya que nos ayuda a gestionar mejor nuestro tiempo y por tanto a ser personas más organizadas.

Sin embargo, aprender a decir la hora puede ser un poco complicado para los niños. Por eso hoy compartimos contigo cinco consejos para enseñarles a los niños el tiempo.

Conceptos básicos para aprender a decir la hora

Para comenzar a enseñarle a un niño sobre el tiempo, primero debe tener algunos conocimientos básicos de números. Por ejemplo, los niños deben saber contar del 1 al 60. De esta manera, podemos explicarles que el día tiene 24 horas, que una hora son 60 minutos, que media hora son 30 minutos, un cuarto de hora son 15 minutos y que un minuto son 60 segundos. .

Otra cosa básica que debes saber es cuenta cinco de cinco (5, 10, 15, 20, etc.) para que puedan leer correctamente los minutos en un reloj analógico. Y ahora que estamos hablando de tipos de relojes, es recomendable comenzar enseñándoles a leer un analógico (es decir, manecillas) y luego uno digital, para que puedan comprender mejor cómo se divide el tiempo. .

Además de estos conceptos básicos de números, necesitamos Explique a los niños los tiempos o períodos en los que se divide el día.: mañana, mediodía, tarde y noche. Una forma de ayudarlos a entender las diferencias entre ellos es contarles algunas de las actividades que realizan: por la mañana nos levantamos, al mediodía almorzamos, por la tarde pasamos tiempo con la familia y por la noche nos divertimos. duerme, por nombrar algunos ejemplos.

Consejos para el tiempo de enseñanza

Aprender a decir la hora puede ser un poco complicado para los niños, ya que el concepto de tiempo y cómo se dividen las horas y los minutos puede ser difícil de entender. Por supuesto, no queremos que esta herramienta básica del día a día se convierta en una experiencia desagradable, por eso la compartimos contigo algunos consejos que facilitarán el tiempo de enseñanza a los niños.

Diviértete

Una excelente manera de enseñar a los niños es jugar o haz que la experiencia de aprendizaje sea divertida para ellos. Los niños por naturaleza son curiosos, y desde muy pequeños es posible que este curioso objeto llamado reloj les llame la atención.

Aprovechando este momento, puedes empezar a hablar sobre el clima, relacionándolo con las actividades que comentamos en la sección Básicas. Dile con entusiasmo cómo se divide el día en horas, motivándolo a aprender más sobre el clima y Explicar que el reloj nos ayuda a saber a qué hora o en qué etapa del día estamos.

Crea tu propio reloj

Una forma divertida y muy útil de enseñarles la hora es hacer su propio reloj. Pueden hacerlo con un plato de papel, cartulina para las manos, rotuladores para escribir los números y un clip o una lima individual para tomar las manos.

Otra opción es hacer tu propio reloj, para que puedas usarlo durante el día y conocer los horarios.

Al hacer su propio reloj, los niños aprenderán desde el principio dónde va cada número, se divertirán haciéndolo y lo encontrarán más atractivo y fácil de aprender.

Usa un código de color

Una forma de ayudar a los niños a identificar los minutos en el reloj, usa un sistema o código de color. Por ejemplo, pueden marcar cada hora con un color diferente y al mismo tiempo explicar la división de cinco minutos que existe.

Otra forma de utilizar el sistema de color es señal cuando los tiempos son similares o se dividen en un tiempo en particular. Por ejemplo, en este reloj que encontramos en Instagram vemos cómo se usa el mismo color para marcar la hora y media hora, y cómo en el caso de “cuarto para” y “cuarto de hora” también usó el mismo color. Lo mismo ocurre en el caso de 10 minutos después de la hora y en los 10 minutos anteriores.

Incluya claramente horas y minutos

Leer las actas puede ser difícil de memorizar, pero una forma de ayudar a comprenderlas es indica los minutos a los que corresponde cada dígito fuera del reloj. Esto lo podemos hacer con un reloj que ya tenemos en casa, al que sumaremos solo los minutos con cartón o papel.

Esta técnica también funciona perfectamente con las manecillas, pues se puede explicar que la más corta indica la hora, que son los números que están dentro, mientras que el minuto es más largo e indica los que son más largos. lejos.

Incluya sus actividades del día

Otro consejo para que los niños se familiaricen con el horario es incluya sus actividades diarias en el reloj, para que puedan empezar a relacionar los horarios y horas del día con la rutina que realizan cada día.

Además de ayudarles a reconocer los tiempos e identificar cuándo llega cada uno, les ayudará a establecer y mantener sus rutinas y actividades diarias.

Que piensas de estos consejos para enseñarles tiempo a los niños? ¿Hay alguno que hayas probado?

Foto | Pexels
En bebés y mayores | Una idea para establecer horarios en casa: deja que el reloj te diga qué hacer

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies