Jardinería Infantil

Jardinería Infantil

Según un estudio realizado por la Royal Horticultural Society (RGS), el trabajo y la participación de los niños en un jardín mejora su inteligencia (en muchas escuelas, la jardinería es una actividad habitual); contribuye al desarrollo del lenguaje, mejora las habilidades, desarrolla un mayor sentido de la responsabilidad, estimula la inteligencia y promueve las relaciones con los compañeros.

No es necesario tener un jardín grande para tener un huerto pequeño o para hacer jardinería en general. Unas cuantas macetas, semillas y herramientas serán suficientes para cuidar las plantas y las manitas de los más pequeños.

Algunas ideas y consejos:

Si tienes un espacio grande, puedes dividirlo en dos partes: una para hacer un jardín y otra para cultivar un hermoso jardín. De esta manera, los niños pueden cultivar alimentos frescos y usted podrá explicarles los nutrientes y beneficios que tienen para nuestro cuerpo. Esta es una buena manera de introducirlos a los alimentos orgánicos y saludables. En el jardín, aprenderán a cuidar las plantas, a podarlas, a disfrutar de sus flores y a defenderlas de posibles plagas.

Si sólo dispone de un pequeño espacio, como una terraza, ahora hay una multitud de opciones como mesas equipadas como jardines urbanos o mesas de pago.

Otras ideas originales que se pueden realizar en casa son los jardines verticales con paletas o el uso de cajas de madera como huerto.

Si vives en un apartamento en la ciudad y ni siquiera tienes terraza, ¡no te preocupes! Puedes tomar varios frascos de vidrio y plantar algunas hierbas, ¡también es un mini jardín! Además, usted siempre puede cuidar de sus plantas de interior.

Destacaremos las 12 ventajas de la jardinería para los niños:

  • Aprenden a amar la naturaleza, a conocer sus ciclos y a aprender sus técnicas de cultivo.
  • Fomenta el trabajo en equipo.
  • Desarrollan hábitos saludables cuando conocen las propiedades nutricionales de las verduras.
  • Desarrollan paciencia y entienden que las cosas necesitan su propio proceso.
  • Estar en contacto con el suelo, moverlo, tocarlo, tocarlo, hacer agujeros, fortalecer los músculos de las manos.
  • La colección de plantas y especialmente de semillas promueve la actividad motora.
  • Cuando trabajan en la jardinería, hacen ejercicio, especialmente si tienen que cargar tierra con una carretilla, cavar hoyos o llevar bolsas de un lugar a otro.
  • Desarrollan los sentidos: tacto (tocar el suelo y la consistencia de las hojas), olfato (oler plantas aromáticas o flores), gusto (si producen frutos comestibles) y vista (disfrutar de la belleza de las plantas).
  • Se vuelven más responsables porque saben que deben cuidar las plantas si quieren que crezcan sanas y fuertes y que traigan sus frutos o flores al nacer.
  • Ver que tus plantas crecen y prosperan aumentará tu autoestima.
  • Una mayor aplicación de la mente lógica. Tendrán que pensar en cómo resolver problemas, cómo optimizar el espacio de cultivo, cuánta agua necesita cada especie, etc.
  • Amplía su curiosidad y su deseo de explorar.

Más información en muypeques.com.

Jardinería Infantil
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario