La importancia de la expresión artística

La expresión artística es la canalización de ideas y sensaciones. intelectuales hacia el exterior y hacia los demás a través de una disciplina artística.

A lo largo de su desarrollo, los niños forman una representación mental del mundo que les rodea o lo idealizan simbólicamente, construyendo una estructura intelectual que les ayudará luego a “navegar” por la sociedad y el entorno.

Pero este proceso pierde eficacia y estabilidad si no se puede expresar. La expresión es, metafóricamente, el barniz que envuelve y protege los recuerdos y las estructuras simbólicas. Esto es algo que se ha probado en la metodología de estudio: cuando dos compañeros se juntan para estudiar un tema, el que lo recuerda con mayor facilidad y precisión es el que intenta explicárselo al otro.

Entre los dos y los cinco años, los niños ya comienzan a desarrollar ideas complejas pero aún no dominan el idioma para transmitirlas con fluidez y naturalidad. La expresión artística en este grupo de edad permite plasmar estas ideas en diferentes materiales: garabatos, dibujos, construcciones con madera o partes de juguetes, colocación de objetos, fabricación con arena o tierra …

No solo hablo de ideas, sino de emociones. Es común que las personas, cuando están agitadas, se dediquen a colocar algo: sus papeles, herramientas, ropa del armario … Entiendo que también es una forma de expresión, ya que estructuramos una serie de ‘elementos con un motivo y una intención. El resultado final es que colocar estos objetos de forma ordenada nos ayuda a calmarnos.

Para los niños, la posibilidad de experimentar y expresarse con diferentes elementos como pinturas, bloques de madera, telas, rotuladores … dará paso a la construcción de proyectos como casas de cartón, Cocheras excavadas en la tierra, castillos construidos con arena … Todo esto no tendrá el valor que se le da frecuentemente: “colorea esta tarjeta sin dejar los bordes del dibujo” o “copia esta construcción con estas piezas ”, sino la de la traducción de un proyecto intelectual en un acto material. Es razonable pensar que la oportunidad de vivir estas experiencias en la infancia facilitará el desarrollo de proyectos vitales (en relación al trabajo, la formación o la familia) en la madurez.

Imagen | Flickr (Laboratorio en movimiento)
En bebés y mayores | Dibujo para niños, Niños pequeños, grandes artistas, Descubriendo sus miedos a través del dibujo

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies